Por qué necesitas un monitor profesional para Fotografía

Monitores profesionales BenQ 23-05-2017

Al hablar de fotografía profesional se asume que los únicos equipos que se necesitarán son: una cámara, luces, tripié, etc. Sin embargo, luego de capturar el momento perfecto, llegas a tu casa a editar la foto en un monitor que no puede desplegar los colores capturados por tu cámara. Peor, cuando imprimes la foto, ésta no tiene el mismo color que en la pantalla cuando la editabas. ¿Es tu caso?

Cuando no tenemos la información completa, quizá imaginemos que lo mejor es una pantalla de 5K de 30 pulgadas, pero semejante premisa, además de que sería costosa, no garantiza la eficiencia y productividad de nuestro trabajo. Más allá de la resolución o el tamaño, las demandas de tecnología que debes exigir en un monitor para fotografía dependerán del tipo de trabajo que realizas.

No se trata solo de tener una potente computadora que pueda correr Photoshop al 100%. El monitor es la superficie sobre la cual un fotógrafo profesional fija su vista durante muchas horas, así que es importante elegir una pantalla que realmente pueda optimizar el trabajo. Un monitor profesional para fotografía debe tener: 

1. Gama de color 100% sRGB

Este es el estándar mundial para imágenes digitales, impresión e internet. Sin embargo, aunque muchos monitores prometen trabajar en ese espacio de color, debes asegurarte de que esto se cumpla. Busca un monitor que también trabaje con la gama de color 99% Adobe RGB y Rec. 709, para que puedas ver en impresión exactamente lo que ves en tu pantalla.

2. Ángulo de visión alto

A diferencia de los monitores tradicionales, los monitores profesionales tienen un ángulo de visión de mínimo 176º. Menor ángulo significaría una pérdida importante de calidad de imagen si no estás literalmente delante de la pantalla. Con estar ligeramente ladeado, las líneas y colores podrían verse distorsionados.

3. Brillo uniforme

Lo ideal sería entre 300 y 350 cd/m2. Pero recuerda que el brillo debe ser uniforme por toda la superficie de la pantalla, y para ello, un monitor profesional no presenta zonas oscuras ni zonas claras.

4. Ergonomía

Busca un monitor para fotografía que pueda ajustarse para trabajar de forma horizontal o vertical y que también cuente con un ajuste de altura, Pivot, Giro e Inclinación.

5. Gran despliegue de colores

Asegúrate que tu monitor profesional represente fielmente y con una precisión óptima, los colores. Mientras más, mejor.

6. Cero parpadeo

Un monitor profesional tendrá la tecnología para cuidar tu vista. Asegúrate que no presente ‘flicker’ o parpadeo, para evitar cansancio ocular, fatiga y trastornos de sueño.

7. Cubierta para la pantalla

Un monitor para fotografía que asegure ser profesional, debe traer incorporada una cubierta para reducir los reflejos en áreas donde no puedas controlar la luz.

8. Delta E≤2 en los espacios Adobe RGB y sRGB

Esto ofrece a tu vista una imagen más verdadera y representativa de la imagen original.

6. Calibración guardada en el hardware

Busca un monitor que te permita calibrar el color sin tener que cambiar los datos de salida de la tarjeta gráfica. En otras palabras: asegúrate de adquirir un monitor que pueda guardar la calibración en el hardware, ya que así, aunque lo desconectes, no lo tendrías que volver a calibrar.

Hoy en día, los monitores para fotografía de alta tecnología cuentan con un control OSD, con el que puedes acceder de forma rápida a configuraciones preestablecidas. Sin embargo, un verdadero monitor profesional para fotografía te permite, por ejemplo, previsualizar tus imágenes en blanco y negro con presionar un solo botón.

Experimenta una visión superior con los Monitores profesionales para Fotografía BenQ, que además de optimizar tu trabajo, cuentan con tecnologías exclusivas para el cuidado de tu vista.

operador.png AÚN TIENES DUDAS
Ponte en contacto con nosotros
preguntame.la@benq.com
 
 
 
Video Thumbnail
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
Post relacionados