Causas de la fatiga ocular por los monitores profesionales

Cuidado de la vista BenQ 11-01-2018

Cada vez son más frecuentes los casos de fatiga ocular causada por los monitores profesionales. Conoce cómo elegir tu monitor con la tecnología necesaria para proteger tus ojos.

Principales causas de la fatiga ocular

1. Defectos refractivos

Las causas oculares más frecuentes son defectos refractivos mal corregidos como miopía, hipermetropía y astigmatismo; trastornos de acomodación, insuficiencia de convergencia o el uso de los lentes de contacto.

2. Ambientales y ergonómicas

Sin duda algúna, el lugar donde dedicas ocho horas diarias a trabajar influye en la salud de tus ojos. Un lugar mal iluminado, el uso de monitores profesionales con una resolución deficiente, reflejos y brillo excesivos; una mala ventilación, largas horas de trabajo sin realizar pausas para descansar la vista y el estrés acumulado.

3. Estado de salud

Algunos problemas emocionales pueden repercutir en las molestias oculares, también, las alteraciones físicas congénitas pueden ser causantes de la fatiga ocular. 

4. Exposición aumentada de la superficie ocular

La posición de los ojos frente a la pantalla del monitor implica, por sí sola, un aumento de la abertura entre los párpados, esto significa que expondrás de más la superficie ocular, lo que genera una mayor evaporación de la lágrima, resecando tu ojo.

Además, si tu monitor está situado en una posición elevada con relación a la dirección de tu mirada, el área de exposición es mayor y hay una mayor y más rápida evaporación lagrimal.

5. No parpadear

La frecuencia normal del parpadeo de un adulto es de 12 a 20 por minuto. El sistema nervioso es el encargado de ello y juega un papel muy importante en esta situación la ruptura de la película lagrimal. Existen diversos estímulos que desencadenan este reflejo como son, el estrés, miedo, preocupación, etc.

Frente a una pantalla una persona produce una notable disminución en la frecuencia del parpadeo, pasa de una media de 18 parpadeos a 4 por minuto; la concentración, la dificultad de la tarea visual y el esfuerzo de fijación influyen en la disminución del parpadeo. Los síntomas más frecuentes que genera esta situación son sensación de arenilla y picor o quemazón.

6. Sequedad ocular

La producción de lágrimas es menor en personas que usan constantemente pantallas y actualmente para la mayoría, las computadoras y los monitores, son su principal herramienta de trabajo.

El trabajo frente a una pantalla aumenta la sequedad ocular, provocando una mayor fatiga visual.

¿Cómo evitar la fatiga ocular?

Lo primero que debes hacer es elegir solamente monitores profesionales. Este tipo de monitores están diseñados especialmente para las necesidades del ámbito profesional como largas horas de trabajo, diferentes espacios y necesidades especiales de cada ramo.

El resto de los monitores están destinados para uso doméstico u ofimático por lo que no son ideales para trabajos profesionales ni protegen tus ojos.

Después, debes asegurarte de que cuenten con tecnología que eliminen la luz azul emitida por todos los tipos de monitores. Esta luz es parecida a los rayos del sol y causa el mismo daño. Esto quiere decir que, al estar expuesto por largas horas ante ella, el daño ocular se potencializa.

Finalmente, opta por aquellos monitores que neutralizan el constante parpadeo de la luz. Puede ser imperceptible a simple vista, pero, está ahí y es una de las razones por las que tus ojos se cansan.

La línea de monitores profesionales BenQ cuenta con tecnología Eye Care que con el Flicker Free y Low Blue Light, cuidan la salud de tus ojos. Además, su ergonomía ayudará a que la posición de tus ojos respecto a tu monitor sea la correcta, evitando la resequedad ocular por la necesidad de abrir de más tus párpados.

operador.png

AÚN TIENES DUDAS
Ponte en contacto con nosotros
preguntame.la@benq.com

 

Post relacionados