Afecciones corporales causadas por el uso de monitores

Cuidado de la vista BenQ 25-02-2019

El uso de monitores profesionales puede reducir significativamente las enfermedades provocadas por su uso constante. La lista de enfermedades cada día crece más y la mayoría de ellas podría evitarse si se usara un monitor ergonómico. Conoce cuáles son estas enfermedades e identifica si padeces alguna de ellas.

1. Lumbalgias

El dolor en la parte inferior de la espalda se debe a la postura incorrecta durante tiempos prolongados ante un monitor que no proporciona una altura adecuada y te obliga a curvear la espalda o estirarla de más.

Esta posición obliga a los músculos de la espalda baja a mantener una postura forzada por largo tiempo causando fatiga y dolor recurrente y algunas enfermedades entre las que puedes encontrar:

  • Cervicalgia

Es un dolor en el cuello que se origina en la parte posterior cuando la postura es incorrecta y se caracteriza por hormigueos, debilidad y pérdida de movilidad.

  • Cifosis

Es una curvatura de la columna vertebral. Se presenta como una deformación que afecta al trabajar sin monitores ergonómicos.  Este mal provoca dolor, fatiga y sensibilidad.

2. Dolor en cuello y hombros

Inclinar la cabeza hacia atrás de manera prolongada causa dolor en el cuello y los hombros. Esto ocurre cuando el monitor está demasiado alto. Lo mismo sucede cuando el monitor se encuentra en una posición muy baja y se tiene que inclinar la cabeza hacia adelante.

Los hombros y el cuello den sostener el peso de la cabeza en una posición complicada, haciendo necesario un esfuerzo constante para mantener la postura por periodos largos, generando estrés en los músculos cervicales.

La tortículis es un ejemplo de estos dolores y se presenta cuando los nervios cervicales se inflaman a causa de una inadecuada postura.

¿Cómo evitar estas enfermedades?

Para evitar estas enfermedades puedes realizar diversas actividades que ayudarán a descansar tu cuerpo y ojos de la postura constante de trabajar en tu monitor, por ejemplo:

  • Evitar las posturas inadecuadas.
  • Cambiar tu monitor por un equipo profesional ergonómico.
  • No mantener por mucho tiempo la flexión de cuello y tronco.
  • No colocar los brazos encima del nivel del hombro.
  • El  plano de trabajo no debe estar muy abajo ni muy alto.
  • Variar la postura cada 15 minutos.
  • No apoyar completamente las muñecas en la mesa o teclado.

Es importante destacar el uso de los monitores profesionales, pues son ergonómicos, contrario a los destinados para uso domésticos. Esto se refiere a que la estructura física de los monitores profesionales permite que sean ajustados a distintas alturas y posiciones con respecto al usuario. De esta forma, el equipo de trabajo se adapta a tus necesidades y no al revés. 

La falta de un monitor ergonómico se traduce en malas posturas repetidas durante largas horas que a futuro se convierten en problemas de salud que pueden llegar a incapacitarte para realizar tus labores diarias. 

Conoce las características de nuestros monitores 100% ergonómicos con nuestro exclusivo brazo ajustable permite correcciones hacia arriba, abajo, derecha, izquierda, tilde superior e inferior y posiciones vertical u horizontal.

operador.png

AÚN TIENES DUDAS
Ponte en contacto con nosotros
preguntame.la@benq.com

 
Post relacionados