Fotografía: 4 tips para la mejor experiencia de color en tu monitor

Monitores profesionales BenQ 09-08-2018

En la era digital las imágenes con las que trabajas pueden verse muy diferentes según la pantalla en que las visualices. Si quieres estar seguro de cómo se verá tu trabajo, entonces necesitas verlo en un monitor para fotografía preciso, bien calibrado y adecuadamente perfilado.

Sigue estos cinco tips que te ayudarán a realizar fácilmente un buen manejo del color:

1. Elige un monitor profesional

Cuando se trata de comprar un monitor de computadora, muchos creadores suponen que todo lo que importa es el tamaño o la resolución y no profundizan en las especificaciones.

La mayoría de las marcas de mercado masivo no dedican tiempo a fabricar productos con las características que necesitas para obtener imágenes con colores precisos en la pantalla, pero hay algunas marcas, como BenQ, con monitores especializados para profesionales como tú.

Un buen monitor para fotografía debería tener la mayoría de las siguientes características:

  • Gama de colores más amplia: la mayoría de los monitores solo cubren la gama de colores sRGB, pero hay modelos que cubren la mayor parte del espacio de color Adobe RGB más grande, por lo que te mostrarán un amplio espectro de los colores que hayas capturado en cámara.
  • Calibración de fábrica: no es un reemplazo para la calibración del monitor, pero si tu pantalla cuenta con esta característica, es una señal de compromiso con la calidad en el color por parte del fabricante.
  • Tablas de búsqueda de bits altos: el único ajuste físico que puedes realizar en un monitor LCD es el brillo de la retroiluminación. Todos los controles para ajustes RGB, contraste, gamma, etc. son cambios de software basados en la manipulación de tablas de búsqueda (LUT) dentro del monitor.

<<¿Qué es la tabla de búsqueda LUT en un monitor profesional?>>

La mayoría de las pantallas tradicionales tienen LUT de 8 bits y esto puede hacer que sea difícil ajustarlas con precisión. Las pantallas de mejor calidad, o especializadas para artes gráficas, tienen LUT de 14 o 16 bits y esto hace que sean mucho más fáciles de calibrar.

 

2. Calibra tu monitor profesional para fotografía

La mayoría de los monitores ya vienen calibrados de fábrica, sin embargo, es importante también calibrarlo por medio de un software para que haga los ajustes necesarios en tu pantalla y cree un perfil ICC para tu monitor.

<<¿Para qué sirve el perfil ICC?>>

Este perfil ICC se almacenará en tu computadora y el software de edición lo usará para mostrar tus trabajos con precisión en otros dispositivos.

3. Asegúrate de trabajar en el espacio de color correcto

No hay una elección incorrecta; cada uno tiene sus ventajas y desventajas, lo más importante es saber cuál elegir al momento de comenzar a trabajar en tus diseños:

  • sRGB – Preferido para la web

La gran fortaleza de este espacio de color es que la mayoría de los navegadores web asumen que todas las imágenes son sRGB, por lo que cada vez que cargues una imagen en un sitio web, probablemente se mostrará mejor si la conviertes primero a sRGB.

  • Adobe RGB – Preferido para impresiones

Si el destino de tus diseños es impresión, entonces es conveniente trabajar en el Adobe RGB, que abarca más tonos que el sRGB y conserva con mayor fidelidad los colores. 

Antes de elegir un espacio de trabajo, asegúrate de evaluar los pros y los contras de cada uno, así como tu nivel de habilidad y flujo de trabajo.

4. No uses siempre la misma intención de rasterizado

Si tu imagen contiene colores que la impresora no puede imprimir, la intención de rasterización que selecciones se convertirá en una herramienta vital para obtener la impresión que deseas. 

El rasterizado es un proceso en el que un algoritmo matemático convierte colores de un perfil ICC a otro, de tal forma que al transformarlo la calidad del color en la imagen no se pierde. Existen 3 que puedes usar:

  • Colorimétrico relativo

El colorimétrico relativo solo cambia los colores que están fuera de la gama. Aquellos que pueden imprimirse se dejan prácticamente intactos. Los colores fuera de gama se convierten al color imprimible más cercano. 

Esto hace que los colores en gama se impriman con mayor precisión, pero la desventaja es que los colores que no se encuentran dentro de la gama en la imagen se imprimen parecidos a otros que ya se haya utilizado en el diseño. 

manejo-color-rasterizado-colorimetrico

  • Perceptual

El rasterizado perceptual cambia todos los colores; incluso los colores de la gama son cambiados para mantener la relación entre colores. En este rasterizado, aunque la mayoría de los colores se han modificado, se mantendrán fieles a tu trabajo al momento de imprimirse.

manejo-color-rasterizado-perceptual

  • Saturación

Es muy similiar y cambia todos los colores, pero prioriza los detalles de la saturación del color, por lo que obtendrás imágenes con un poco más de fuerza en los colores.

manejo-color-rasterizado-saturacion

Recuerda que no hay elección correcta o incorrecta cuando se trata de rasterizar tus imágenes; dependiendo de las necesidades de tu foto puedes necesitar algún tipo en específico.

Si eres un profesionista que necesita una pantalla con especial atención a la tecnología para el color, existen monitores especiales fotografía como los de BenQ, que te ofrecen una gama de color: 100% sRGB, 99% Adobe RGB, Rec. 709 y 10 bits con 1.07 billones de colores desplegados.

 

Post relacionados